Canino Incluido en Mentón, 2 Casos Clínicos

Se define como pieza dentaria “incluida”, a un diente que se mantiene en los tejidos osteomucosos mas allá del período de erupción fisiológica y que se encuentra impedido de erupcionar por hueso o dientes adyacentes con su formación radicular completa; y como “no erupcionado” a la pieza dentaria durante el período fisiológico de pre erupción con su formación radicular incompleta.
Consideramos una pieza dental como “incluida” cuando se encuentra intra-ósea, con su saco epitelio-conjuntivo íntegro y sin comunicación con la cavidad oral.

A diferencia de una pieza “retenida” o “impactada” que ya rompió su saco pericoronario, pero no alcanzó la oclusión con su antagonista. Es muy importante conocer los signos precoces de inclusión para actuar con técnicas interceptivas y evitar los diagnósticos tardíos que indefectiblemente conllevarán el empleo de técnicas ortodóntico-quirúrgicas.

Se denominan dientes heterotópicos, aquellos que debido a la migración de su germen, están retenidos en lugares poco habituales como pueden ser el seno maxilar, fosas nasales, ángulo mandibular, cóndilo o apófisis coronoides.

La inclusión del canino es en la actualidad dentro de las inclusiones dentarias la segunda en frecuencia después del tercer molar. Es por tanto una de las situaciones que más frecuentemente nos vamos a encontrar en nuestro quehacer diario, y que no podemos descuidar debido a la gran importancia tanto estética como funcional que este diente presenta.

Etiopatogenia

La etiopatogenia de la inclusión del canino es similar a la de otras inclusiones dentarias, y radica en la existencia de factores embriológicos, destacando la localización alta del germen y su rotación, y factores mecánicos como pueden ser la endognatia o dismorfosis maxilar (ej. respiradores bucales), los maxilares poco desarrollados por la evolución filogenética, las desarmonías dentomaxilares o la exodoncia prematura de los dientes temporales. Dentro de estos factores mecánicos podemos considerar también otras patologías como supernumerarios, odontomas y quistes foliculares que provocan un obstáculo a la erupción del canino. 

Otros factores que pueden condicionar la inclusión del canino son enfermedades sistémicas como la diasostosis cleido-craneana, la polidisplasia ectodérmica hereditaria o enfermedad de Tourraine, la osteopetrosis o alteraciones metabólicas como el raquitismo.

Los caninos incluidos afectan del 0.9 al 2.2 % de la población, siendo tras los terceros molares incluidos los que presentan una mayor frecuencia de inclusión.

El canino presenta también una preferencia sexual, siendo más frecuente en mujeres (0.8 %) que en hombres (0.35 %).

La retención del canino puede causar diversas patologías generalmente en forma de accidentes clínicos. Accidentes infecciosos causados por una inclusión parcial y comunicación con gérmenes patógenos de la cavidad oral, propagación de una infección vecina, quistes foliculares, y más raramente absceso subperióstico palatino, celulitis geniana circunscrita o una tromboflebitis de la vena facial. 

También puede causar accidentes mecánicos como rizálisis de dientes adyacentes, accidentes protéticos que cursan con una inestabilidad protética dolorosa, accidentes neurológicos como diversas neuralgias faciales secundarias y accidentes tumorales como quistes foliculares y ameloblastomas.

Actitud terapéutica

Las opciones de tratamiento van a depender mucho del tipo de retención o inclusión (vestibular/lingual o palatino), la severidad de la misma y la edad del paciente.

La mayoría requiere de una intervención quirúrgica, remoción, exposición o transplante; con o sin tracción ortodóntica post cirugía.

En esta ocasión les comparto 2 casos clínicos resueltos por el Dr. Rivas Galindo de caninos incluidos en mentón.

Caso Clínico 1












Caso Clínico 2










Anuncios

Servicio de Cirugía Buco Maxilofacial, Hospital Maciel (Montevideo, Uruguay). Llamado a INTERNO


FECHA DE INICIO DEL LLAMADO: 23 de JULIO DE 2012

FECHA DE CIERRE DEL LLAMADO: 28 de AGOSTO 2012

OBJETIVOS:

  • Integrar el equipo de Cirugía Buco Maxilofacial.
  • Participar de todas las actividades que se desarrollan en policlínica, en block quirúrgico y en la urgencia.
  • Conocer el espectro de actividades que comprende la cirugía buco maxilofacial.
  • Desarrollar las actitudes y capacidades diagnósticas.

CARGA HORARIA: La actividad se desarrollará los lunes y los miércoles con DEDICACION EXCLUSIVA

PERIODO DEL CARGO: El desempeño de la actividad será por 6 (seis) meses. El cargo cesa inmediatamente al cumplirse el período. No habiendo posibilidad de extensión.

REQUISITOS:

  • Interés en la cirugía buco maxilofacial.
  • Estar cursando 5to año o,
  • hasta cinco (5) años de recibido al cierre del llamado.
  • Tener disponibilidad horaria.
  • Conocimiento del idioma ingles.

SELECCIÓN: Se realizará por concurso de méritos.

Los interesados deben concurrir al Servicio de Cirugía Buco Maxilofacial del Hospital Maciel (Policlínica Nº 13, entrada por calle Guaraní) los días miércoles de 14:00 a 17:00 horas o comunicarse con el Dr. José Crestanello al 099 296 220 o al correo macielscbmf@gmail.com para entregar el currículo y concertar una entrevista.

BIODONTO Uruguay – Cursos 2012, 2º semestre

Autotrasplante Dentario, Caso Clínico

El Dr. Kenji Yoshida de la Osaka University de Japón nos envía este fabuloso caso de edentación parcial resuelto con un autotrasplante de un molar 8 (muela de juicio) que tenía plan de avulsión.

En esta foto inicial vemos la ausencia del 36 (primer molar inferior izquierdo) que, según las secuelas a la vista, aparentemente sufrió una avulsión bastante complicada por el estado del periodonto que imposibilita la inserción de un implante sin el previo remodelado e injerto alveolar.

Radiografía que confirma la falta de tejido óseo en la brecha.

En esta panorámica se observa la pieza 38 semiretenida en la base de la rama de la mandíbula.

Ya en la cirugía, vemos, luego de levantado el colgajo, el estado óseo de la brecha a rehabilitar.

Pieza 38 ya extraída. Debemos tratarla con extremo cuidado sin tocar sus raíces para no lesionar el ligamento periodontal quien es el que tiene el potencial de reinserción.

Pieza 38 en posición del 36. Por el estado óseo visto anteriormente, nos queda en infraoclusión y posteriormente deberá recibir tratamiento ortodóntico.

Radiografía periapical postoperatoria.

Radiografía panorámica postoperatoria.

Luego de recibir el tratamiento endodóntico, fueron colocadas las brackets para su extrusión y llevada al plano oclusal.

Vemos la salud periodontal y la corona con algún desgaste para poder ocupar su nueva posición al ser extruida.

Luego de algunas resinas, se puede apreciar la excelente estética y salud gingival.

Radiografía que confirma el éxito del tratamiento.

Personalmente este tema me apasiona y cada vez son más los estudios de alotrasplantes (trasplantes dentarios entre diferentes personas) originalmente investigados por John Hunter, fundador de la medicina experimental y la cirugía dental.

Para el que le interesen estos temas les recomiendo el libro de J. O. Andreasen, “Reimplantación y Trasplante en Odontología”.

Reimplante Intencional, a propósito de un Caso Clínico

Desde Quito Ecuador recibimos este caso clínico de nuestro amigo Br. Galo Serrano Abad, Estudiante de Odontología de la Universidad Cristiana Latinoamericana y pasante en el área de Traumatología y Cirugía Máxilo Facial del Hospital Carlos Andrade Marin.

La paciente de 25 años de edad, oriunda de la provincia de Cotopaxi, trabaja de empleada doméstica, llega a la consulta con un dolor fuerte en la pieza número 22, incisivo lateral superior izquierdo.

En el examen clínico se observa la presencia de coronas de metal porcelana en las piezas anteriores superiores, incluyendo la pieza que refería dolor, se ve un gran absceso con una fistula en la región palatina de la pieza 22, la paciente refiere que sufrió molestias desde que tallaron su pieza para realizar la corona.


El 80% de los abscesos a causa de incisivos laterales superiores se manifiestan a nivel palatino, esto obedece a que la cortical de esa zona es más delgada porque los ápices de las raíces casi siempre tienen una curvatura hacia palatino.

En el análisis radiográfico observamos claramente la posición y localización del absceso periapical, un engrosamiento del ligamento periodontal, y el conducto radicular se encuentra óptimo para la endodoncia, puesto que no presenta fracturas ni canales secundarios.


Se puede apreciar una perdida horizontal de hueso a nivel de las crestas alveolares, dada por la presencia de la corona mal adaptada, que actúa reteniendo placa y provocando una irritación de la gingiva y por consiguiente una migración del hueso.

AVULSIÓN ACCIDENTAL Y REIMPLANTE

Se intentó retirar la corona con un saca puentes, luego de muchos intentos fallidos se produce la avulsión de la pieza accidentalmente ya que su estructura de soporte estaba muy débil debido a la patología, dada esta situación y analizando las posibilidades se decide realizar los pasos necesarios para una reimplantación.


Tomando en cuenta que la pieza avulsionó sin traumatismo exagerado y sin fracturas procedimos a envolverla en una gasa con apósito a base de suero fisiológico para mantener hidratado el ligamento periodontal.


Se realiza el limado del conducto radicular (extraoral) con el fin de eliminar todos los restos infectados de pulpa dentaria, el ampliamiento del conducto fue realizado con cautela de no manipular mucho la raíz y el lavado e irrigación fue realizado con suero fisiológico.


Posteriormente se hizo la obturación del conducto con hidróxido de calcio químicamente puro en mezcla con suero fisiológico, es posible realizarlo con gutapercha pero se optó por el material anteriormente mencionado.


Si no quedase bien sellado el ápice, se debe realizar una cavidad de no menos de 3mm y realizar una obturación retrograda con gutapercha adaptada con calor y cementada con un sellador fortificado con óxido de cinc y eugenol o exclusivamente amalgama.


Concluida la fase del tratamiento procedemos a reimplantar el diente en el alvéolo, la pieza estuvo fuera de su alvéolo por el lapso de 23 minutos exactamente.

Previamente al reimplante procedemos a retirar el apósito del alvéolo y a retirar el coágulo con mucha cautela de no lesionar el periodonto que haya quedado, en este paso no fue necesario realizar ningún legrado del fondo del alvéolo.

Una vez realizado el reimplante procedimos con la ferulización con alambre de ortodoncia semi rígido No 8, adherido de la manera más limpia mediante resinas de fotopolimerización, mantenido de 1 a 2 semanas.


EXAMEN RADIOGRAFICO POSTERIOR

En esta radiografía post operatoria podemos analizar que la evolución de la reimplantación va en muy buen camino, observamos la perdida ósea por causa del absceso anterior y la regeneración ósea se encuentra en franca evolución, también vemos las crestas alveolares totalmente intactas puesto que la exodoncia no fue traumática ni con la utilización de fórceps, observamos también que el conducto se encuentra obturado perfectamente y que el ligamento periodontal se encuentra regenerándose y reinsertándose favorablemente.


OBSERVACION CLÍNICA A LOS TREINTA DIAS DE EVOLUCION


RECOMENDACIONES

  • Se recomienda que la paciente ingiera dieta blanda por lo menos dos semanas siguientes para dar mayor oportunidad de éxito al tratamiento.
  • Es muy recomendable colocar topes de resina en piezas adyacentes para evitar traumatismo oclusal o desgastar algo los antagonistas.
  • Cuanto menor sea el tiempo de la pieza fuera de su alvéolo mayores serán las posibilidades de éxito en el tratamiento.
  • La antibiótico terapia es fundamental para una buena evolución.

BIBLIOGRAFIA

  • Publicación bimensual de la fundación OCHJ. Número 06. Quito, Diciembre de 2005. Dr. Richard Ponce Andrade – Ecuador.
  • J. O. Andreasen, Reimplantación y Trasplante en Odontología.