Sinus lift y colocación de implantes

Caso1
En 1960 se usó por primera vez el injerto óseo del seno maxilar para aumentar la profundidad y volumen del tejido óseo por razones prostodónticas. El pionero fue Philip Boyne que utilizó el injerto del seno maxilar para aumentar el volumen óseo y posteriormente realizar una reducción de la cresta ósea, a fin de obtener una óptima distancia entre las arcadas. Para corregir la insuficiencia del espacio máxilo mandibular hizo una apertura de Caldwell-Luc en el antro, elevó la membrana sinusal y colocó en el suelo del seno un injerto compuesto por hueso autógeno particulado medular. Esta técnica, conocida también como Sinus Lift, fue presentada por H. Tatum en el año 1977, en el Encuentro Anual del Grupo de Estudios de Implantes de Alabama en Birmingham. Tatum describió un aumento vertical del piso antral con acceso crestal. En 1980 P. Boyne y R. James, de la Universidad de Loma Linda, California, publicaron una técnica quirúrgica con acceso por la pared lateral del seno, que permitirá la colocación de implantes metálicos. Nuevamente Tatum, en 1986, publicó dos técnicas de aumento vertical del piso antral: la técnica de acceso crestal y la de abordaje por la pared lateral del seno con colocación simultánea de implantes en forma de raíz.

Anuncios

Perfiles de emergencia

image

Perfiles de emergencia perfectamente logrados con un provisorio inmediato el mismo día de la cirugía implantológica.
Listo para tomar la impresión y rehabilitar.

Curso online de Fotografía Clínica

El objetivo de este curso es que los alumnos participantes aprendan el uso de la cámara réflex o compactas y los conceptos fundamentales de la fotografía.

Aprenderemos un sólido manejo de sus herramientas, conceptos de composición, técnica y lenguaje fotográfico aplicado a la ortodoncia y la odontología en general.

El curso se desarrolla a distancia a través de Internet mediante clases en video multimedia, donde se desarrollan actividades teóricas y ejemplificaciones prácticas. Los videos tienen una connotación didáctica y mantienen un hilo conductor en el proceso de formación, con transmisión de conceptos claros, simples y de rápida comprensión.

Por más información ingresar AQUÍ

La Fotografía Clínica

La Fotografía Clínica es una rama relativamente nueva de la Imagenología, pero que está avanzando muy rápido, al mismo ritmo que la tecnología que va junto a ella.

Esta maravillosa experiencia de poder trabajar a diario con esta disciplina en el Consultorio, tiene mucho de arte, ya que, como cualquier toma fotográfica, requiere de un conocimiento previo y un gran sentido estético.

Para comenzar a trabajar con Fotografía Clínica son imprescindibles 2 herramientas; una Cámara Profesional Réflex con lentes intercambiables y un Flash de tipo circular o en partes que van directamente engranados al objetivo o lente de la Cámara.

 

No es un capricho, ya que el equipo debe poder manejarse de manera Manual para poder darle los valores de tiempo de exposición, apertura del diafragma, sensibilidad ISO, a mi parecer según mis conocimientos y no al gusto de la máquina de manera Automática.

Estos valores deberán ser anotados en la correspondiente Historia Clínica para poder hacer comparaciones con los posteriores tratamientos en otras tomas, el clásico Antes y Después que el paciente siempre quiere ver.

El Flash en el Objetivo es fundamental para tomar una Macro Fotografía Clínica Odontológica.

Si sacáramos la Foto con el Flash estándar que incluye la Cámara, la luz emitida quedaría fuera de la boca no iluminando el objeto a tomar, recordemos que estamos fotografiando un sitio muy oscuro y pequeño, y si no tenemos luz cerca de la entrada a la Cavidad Oral, nos quedará una Fotografía muy oscura y no se podrá apreciar nada.

El Flash Circular es recomendable para estas tomas, mejor aún son los que vienen fraccionados en 2 a 3 lámparas y hasta son inalámbricos, como el Nikon SB-R200, que no solo puede estar en el objetivo en diferentes posiciones para ganar volúmenes, sino también en la mano de la asistente iluminando lo que quiera e independientemente de la posición de la Cámara.

La Fotografía Clínica es un medio más de Diagnóstico sin dudas muy útil en nuestros tiempos, también es una muestra más de nuestros tratamientos para los Pacientes, es un excelente y rápido documento para enviar Online a colegas o para la comunicación fluida con nuestro Laboratorio Dental.

Para comenzar con artículos de Fotografía Clínica Digital, nada mejor que recomendarles el sitio del Dr. Jorge Garat de Santiago, Chile, un excelente Odontólogo Restaurador y Fotógrafo Clínico que realiza cursos en su país de esta Especialidad.

Algunos ejemplos de excelentes tomas Clínicas,

Tomas fuera de la boca de trabajos realizados son muy importantes también para la Historia Clínica,

Y por supuesto para los tratamientos de Ortodoncia son fundamentales para realizar mediciones de rostros y seguir la evolución del paciente,