Implantología oral en zona estética.

Perfiles de emergencia

image

Perfiles de emergencia perfectamente logrados con un provisorio inmediato el mismo día de la cirugía implantológica.
Listo para tomar la impresión y rehabilitar.

BIODONTO Uruguay – Cursos 2012, 2º semestre

El Bruxismo y el Stress

El bruxismo ha crecido progresivamente en los últimos tiempos. El ritmo de vida y el stress han contribuido a acentuar esta conducta, constituyéndose en un motivo cada vez más común de consulta al odontólogo.


Entre un 20 y 25% de la población padece esta enfermedad, tanto adultos como niños.

El bruxismo es una actividad anormal de la masticación que se produce de forma inconsciente y suele darse de noche, aunque también puede ocurrir durante el periodo de vigilia. Es producido por un constante apretar y rechinar de los dientes debido a una contracción rítmica, repetitiva y violenta de los músculos de la masticación.
Suele presentarse en los niños de entre 4 y 6 años y tiende a disminuir con la edad, después que erupcionan los molares permanentes y los dientes incisivos. Igualmente, puede producirse de manera leve en la mayoría de las personas, generalmente al iniciar el sueño. Estas situaciones, en la mayoría de los casos, no necesitan tratamiento.


Cuando se producen casos severos, ayudados por el stress y otros factores, y el rechinar se mantiene constante en la adultez, las consecuencias se agravan debido a las molestias que acarrea y sus posibles consecuencias, relacionadas con el deterioro del Sistema Estomatognático.

Los síntomas y signos más comunes del bruxismo son:

  • Rechinamiento dental severo que por lo general ocurre durante el sueño.
  • Fuertes dolores de cabeza.
  • Dolor en los músculos de la cara y cuello, principalmente al despertar.
  • Alineación dental anormal.
  • Desgaste en el esmalte, que da apariencia plana en las cúspides de los dientes y expone la dentina, provocando sensibilidad dentaria.
  • Marcas de dientes en la lengua, así como daños en la parte interior de las mejillas.
  • Dislocación de la mandíbula; ruidos y chasquidos en la articulación de la mandíbula con el cráneo.
  • Dolor de oído.
  • El menisco articular que permite abrir y cerrar la boca con normalidad acaba sufriendo daños muchas veces irreparables por esta causa, que también origina problemas neuromusculares muy dolorosos.
  • Ansiedad, estrés y tensión general.

La intensidad y duración puede ser muy variable y pueden ocurrir varios eventos durante el sueño nocturno.

¿Qué lo provoca?

Existen diferentes factores que inciden en la aparición del bruxismo, por lo que conviven diversas teorías que relacionan aspectos físicos y psicológicos. En cuanto a los primeros, defectos en la mordida o algún diente fracturado o faltante pueden contribuir a la aparición del bruxismo. Respecto de los segundos, todas concluyen en que el stress de la vida moderna y la ansiedad lo acentúan y, en muchos casos, pueden ser los factores desencadenantes.
Como mecanismo psicológico, el individuo tiende a somatizar la tensión psíquica en el organismo, generando diferentes dolencias según sea el órgano donde se manifieste la patología. En el estómago,  las úlceras y gastritis; en el aparato respiratorio, los accesos asmáticos; en la piel, la dermatitis seborreica o la psoriasis; etc. En este marco, la bruxomanía es la representación del estrés en odontología.

¿Cómo se trata?

Esta enfermedad exige de un tratamiento que abarque todas las variables que causan la patología. Cuando se descartan los posibles factores anatómicos alterados, el abordaje debe encaminarse a tratar los aspectos psicológicos que pueden estar incidiendo.
Las técnicas de relajación muscular pueden resultar de gran utilidad. Pueden usarse también protectores dentales que si bien no curan el bruxismo, ayudan a prevenir el daño en los dientes. En algunos casos, debe considerarse la posibilidad de psicoterapia.
Cuando el bruxismo se produce en niños pequeños, se recomienda evitar el ejercicio extenuante, los juegos muy bruscos y los programas de televisión violentos. Asimismo, un baño por la noche para ayudar a relajarlos y cambiarlos de posición mientras duermen si se detecta que están rechinando los dientes, son medidas que ayudan a controlar el problema.


El odontólogo puede controlar este fenómeno mediante la fabricación, colocación y control periódico de una placa neuromiorrelajante y la realización de un ajuste oclusal a nivel dentario. Además, puede prescribir algún tipo de relajante para actuar sobre los músculos y ayudar a aliviar el dolor.

Ortodoncia en 60 segundos

Para pacientes ansiosos que comienzan su tratamiento de ortodoncia les recomendamos chequear este video (ojalá fuera así de sencillo no?).

Laboratorio DSD Estética Dental


Natalia es una artista de la dentadura. Con algunas pinceladas te arma un premolar de manera perfecta, y si te descuidás convierte unos molares en poemas…

El Laboratorio DSD Estética Dental fue creado en el año 2003 por la Laboratorista Dental Natalia De Santis en Palermo Soho en Capital Federal.

Nuestra filosofía es alcanzar la máxima calidad en cada uno de nuestros trabajos.

Para lograrlo proponemos una comunicación constante con el odontólogo, con quien procuramos lograr un trabajo en equipo de sinergia permanente.

Entendemos que sólo así es posible lograr la plena satisfacción del paciente.

DSD está equipado con avanzada tecnología y utiliza materiales de primera calidad para mantener una perfecta armonía de estética, mecánica y funcionalidad.

Nuestros trabajos artesanales, y la constante actualización y experiencia, hace posible que DSD sea un laboratorio confiable para realizar sus prótesis dentales.






Estas son las claves del éxito que nos permiten lograr la satisfacción de nuestros clientes.

Dirección:
Uriarte 2130 1 “E” / Palermo Soho / CP1426 Capital Federal / Buenos Aires / Argentina

Teléfonos:
Fijo:(011) 4774-6189
Móvil: (011) 155 109-4663

E-Mail DSD:
contacto@laboratoriodsd.com

E-Mail Natalia De Santis:
nataliadesantis@laboratoriodsd.com

Envíos de trabajos en CAD-CAM y Guías Quirúrgicas para Implantología a todo Uruguay.

Pilares de Circonia

La Odontología está avanzando a pasos agigantados en estos últimos años, no se conforma con cada invento o descubrimiento científico, que ya comienza la búsqueda para mejorarlo.

Es así, que con la invención de la Implantología no ha parado la investigación para perfeccionarla.

El Dr. Orlando Álvarez, de la Universidad de Chile, nos envía este caso de pilares en Circonia, material extremadamente estético y resistente utilizado como aislante térmico en la industria aeroespacial, discos de freno de autos de fórmula 1 y cabezas para la articulación de prótesis de cadera.

Gracias a estas cualidades, se comenzó a utilizar para la fabricación de pilares para implantes dentales y actualmente se están realizando estudios para utilizarlo directamente en la confección de implantes.


En la foto superior observamos un incisivo central izquierdo (pieza 21) que por una fractura radicular hace necesaria su extracción, inmediata instalación de un implante y la espera correspondiente con prótesis provisoria hasta que se consolide la cicatrización ósea y oseointegración del implante.


Cómo vemos en esta Fotografía Clínica, observamos el Pilar o Abutment del implante en Circonia, por eso su color blanco, esto nos servirá de anclaje para la nueva corona que instalaremos y reemplazar el diente perdido. La ventaja de este material, aparte de sus excelentes propiedades mecánicas, es el color, que en contraparte del gris metálico, nos deja una estética perfecta luego de colocada la cerámica de la prótesis definitiva.


Caso concluido, vean como no hay líneas obscuras ni nada que se vea alterado en la translucidez de la corona, salvo una suave mancha café en el contorno superior de la encía, pero es una mancha melánica o “peca” que siempre estuvo.